Periodista de la BBC obligado a abandonar China

El periodista británico John Sudworth, corresponsal de la cadena de noticias BBC, anunció el miércoles que se había visto obligado a abandonar China tras las amenazas legales y las presiones del Partido Comunista Chino en represalia por sus reportajes en el país sobre los abusos de los derechos humanos contra el pueblo uigur en la región de Xinjiang, así como por su seguimiento de la pandemia de Covid-19. A raíz de estos hechos, el periodista afincado en Pekín y su esposa, la periodista Yvonne Murray, que trabajaba para la emisora irlandesa RTE, volaron a Taiwán por su seguridad.

Razones del arrepentimiento del periodista de la BBC sobre China

 

John explicó que llevaba más de 9 años viviendo en el país, pero que se había vuelto demasiado arriesgado seguir con la investigación, ya que las amenazas del gobierno chino se intensificaron a lo largo de los meses. También informó de que él y su familia fueron seguidos por las autoridades chinas hasta el aeropuerto y dentro de él. En ese momento, él y su equipo siguieron recibiendo amenazas, siendo interrogados y puestos en cuarentena, obstruidos e incluso intimidados cuando intentaron filmar los abusos que recibían.

Apoyo de la BBC a John Sudworth

 

Según Sudworth, la BBC está recibiendo una oleada excepcional de propaganda, que afecta tanto a la corporación como a él mismo, desde las distintas plataformas digitales que el gigante asiático controla a su antojo. Por su parte, la BBC británica, en un comunicado, destacó la labor de investigación y de información de Sudworth, diciendo que seguirá siendo su corresponsal en China. Además, la declaración decía que las acciones de John habían descubierto información valiosa que el gobierno chino estaba tratando de ocultar, y que este nivel de compromiso no se pasaría por alto dentro de la corporación.